viernes, 27 de agosto de 2010

GATOS EN EL SUELO (2)



SUITE:



LOS NIÑOS


Llegue a una ciudad muy fría, llena de cemento y hormigón. Llegue una tarde plomiza de febrero. Camine despacio por las congestionadas avenidas y divise que debajo de todos los puentes, vivían niños. Pequeños, sucios, descalzos, hambrientos. Niños que inhalan pegante, para no morirse de hambre. Niños que lo necesitan todo. Niños que solo conocen la comodidad en fotos. Niños que tienen como juguete, la basura y el deshecho. Ellos soportan el frío y el peligro de la noche en la ciudad. El ángel de la guarda no tiene tiempo para estos chicos. Niños que mendigan para poder sobrevivir. No tiene padres, no tienen madres. Niños que son invisibles para la sociedad, pero les juro que yo los vi. Con sus ojos brillantes, preciosos y ajenos. Niños que caen derrumbados por la realidad envueltos en la pena. Entre sollozos inocentes. Tratan de pasar la noche bajo la lluvia mientras se mojan sus sucias manitas. Yo los vi pedirle a Dios un trozo de comida. Yo los vi no recibir respuesta. Ellos no saben lo que es una caricia de su padre, o la mirada y el beso de una madre. Niños que mueren todas las noches debajo de esos puentes en soledad y silencio. Yo no tuve nada para darles, entonces eleve una plegaria por ellos y seguí mi camino, mientras unos cuantos más se morían de hambre, en la más desgarradora soledad.




**************************************************



CANTATA:


LA OLLA

Una anciana llora escandalosamente en el fondo de la choza pobre y maloliente. La anciana a descubierto con pavor que su única olla de barro se ha roto en el fondo y ahora no tiene en que preparar su alimento. Su vecina golpea la puerta y ella la oculta rápidamente, por vergüenza.

- Vecina ¿Qué le paso?
- Nada mi vecina querida…Es que me he golpeado con el martillo en un dedo, mientras clavaba un clavo en la pared.

La vecina se marcha y la anciana se queda pensando en como arreglar su situación. A la tarde siguiente va hasta el mercado y gasta hasta su último peso ahorrado en la compra de la olla más hermosa y grande que encontró. Cuando pasaba por la puerta de su vecina se detuvo y golpeo a la puerta. La señora se asoma.

- ¿En que puedo servirle vecina?
- Gracias mi querida vecina…Es que compre esta olla nueva y me detuve acá un momento para saludarla y tomar aliento…
- Esta muy linda su olla vecina. La mía es vieja y esta rota, pero yo la arregle como pude. Lo importante es tener en donde cocinar uno su comidita…
- ¡Uy no! …Yo si no puedo cocinar en una olla rota. Ante todo, la dignidad…Con permiso querida vecina.

Y la anciana se fue hasta su casa, arrastrando la enorme olla nueva. Los días pasaron y la anciana no se vio que volviera a salir de su casa. Preocupados, los vecinos derribaron la puerta y la encontraron abrazada a la olla de barro, reluciente y sin estrenar.

La anciana se había muerto de hambre. La vecina se llevo la olla para su casa, para reemplazar la que tenia rota.





************************************************



FADE OUT:


LOS FRIJOLES

Hoy no hay nada para preparar en mi cocina. No tengo posesiones. No tengo nada. Solo hay frijoles. Yo los puse a remojar la noche anterior y ahora se van a ir directo a la olla pitadora. Nadie me ama. Todos me odian, por ser yo. Nadie daría ni un peso, dólar o centavo por mi alma. Yo no tengo nada. Solo soy yo. Hoy no tengo más que hacer. Hoy me ablandare en mi tinta. Para hoy hay frijoles.



CUENTELE A TODOS QUE NO LEYO ESTE LIBRO

12 comentarios:

  1. Hola!! Estaba caminando en un caminito empedrado y somnoliento cuando divisé a lo lejos tu estancia. Me acerqué corriendo, olvidando el aliento y preparandome para encontrar nuevas letras.

    *Los niños que son arrojados al mar de soledades, hostilidades y desasogiego del mundo de los invisibles que se pierden entre estas calles de concreto y rascacielos como la torre de Babel... sí, también yo los he visto.

    *Recuerdo que una vez incendié una olla en procesos experimentales para la clase de biología. Mi madré me regañó y lloraba por la olla quemada al igual que la anciana por la olla rota. Sin embargo, no compramos una nueva. Todo por una olla y la anciana que se muere de hambre por idiota.

    *A mi me gustan los fríjoles...y la tinta personal que nos ablanda (¿Si estamos blandos, seremos tan comestibles como los fríjoles?)...

    Un besote! Te quiero mucho! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo imaginario:

    Me encantaron tus textos, me hicieron sentir una cierta tristeza mientras leía cada una de tus palabras.

    El texto de los niños es muy duro, mi ciudad, está plagada de niños de nadie, lava parabrisas y payasitos. Es algo en verdad triste que vengan a este mundo sin conocer el amor y el cariño de alguien.

    El texto de la anciana me conmovió. Siempre prestamos atención a las cosas que no lo valen, la vanidad, las posesiones y al final ¿de qué sirven?

    Y el último texto me llego cómo no tienes idea. A veces me siento sola por ser quien soy.

    Un fuerte abrazo y sigue compartiendo estas letras tan maravillosas.

    ResponderEliminar
  3. Me agrada como escribes buen post.
    SALUDOS niño.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    bueno y como te ha quedao esto hoy!!
    Mira,en lo de "la suite" de los niños está claramente reflejada ls sociedad en que vivimos, tan frívola y desigual. Me emocioné mucho leyéndote esta vez.
    Y lo de la olla de "cantata" jajjaja, si es verdad, conozco a mucha gente que vive permanentemente abrazado a la olla, aunque no se muera.
    Yo me muero por los frijoles, y por toda la comida en general,aunque aquí se llaman de otra forma.

    Y te cuento que no es que cada vez escribes mejor, es que siempre escribes muy bien, yo sigo aprendiendo y disfrutando de este blog, que hoy se me ha hecho muy corto.
    Así que seguiré leyendo otras cosas tuyas.
    Aunque me despido, me quedo un rato...
    Gracias por ser así como eres!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Starosta, como va. Sobre la historia de los niños lei varias cosas sorprendentes. Angeles de la Guarda que no cuidan niños?
    Dios que no escucha ruegos por un poco de frijoles(?. mE SUENA A LA MISMA HISTORIA DE INDIOs sin alma- estopara poder abusar de ellos ynopagrale perosi abusar. Bueno -ya.

    ResponderEliminar
  6. Amigo buen día.

    Agradezco mucho tus comentarios en el blog, aprecio mucho tu sinceridad y valoro mucho tus aportaciones siempre precisas e inteligentes.

    Muy buena esta nueva entrada, en la suite juraría que hablas de un lugar que conozco. Quisiera pensar que hablamos del mismo sitio, pero sé que me estaría engañando. Es una tristeza.

    Me gustó igual el de la olla, tampoco debe ser una situación tan extraña. ¿Cuántas personas se preocupan por el exterior cuando lo de adentro pudiera estar vacío? Muy bueno el texto y esa olla vacía tiene mucho contenido.

    Amigo, he pasado mejores momentos comiendo frijoles que caviar.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    soy nuevo en tu blog y he de decirte que según mi opinión es muy bueno. Eres muy realista escribiendo lo que escribes, mostrando la realidad al mundo, realidad que muchos no ven porque no quieren.
    Cuando uno esta en su cama tumbado raras veces se puede poner a pensar en quien no tiene cama, o mucho peor, en quien no tiene casa o padres.
    No nos damos cuenta de todo lo que tenemos porque nunca hemos carecido de ello. No valoramos lo que deberíamos el tener una familia, una comida caliente esperándonos al volver a casa. Cosas como esas que uno dar por hecho y que nunca cuestiona el no tenerlas.
    Supongo que el que escriba yo aquí todo esto no va a servir para que se acabe el hambre en el mundo, pero es un comienzo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Lo siento, pero anque me odies, y no quieras que me pase por tu blog, lo estoy haciendo.
    Hola de nuevo Starosta. El escrito que más me ha gustado ha sido el primero, es algo que he pensado muchas veces, y de hecho, tengo entradas dedicadas a las personas que no tienen nada que poder comer, es.. muy triste.
    Por tu segundo comentario ofensivo. Nada más que decirte, que sí, la vida acabará haciendome un poco más dura, pero lo que no quiero que consiga es que cambien mi persona y mi sensivilidad.
    Me gustaría hablar contigo on-line, pero creo que no te gustaría nada, cierto?

    Felicididades por el post, un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola imaginario,

    Estoy aqui paseando por tus letras e imagenes.
    Quiero felicitarte, me gusta todo. Si acaso, confieso, leer sobre un fondo negro me agobia, mi vista a veces no da. Me refrescan esos copitos de nieve cayendo por todos lados!

    Un abrazo grande, afectuoso!

    ResponderEliminar
  11. Esta muy bueno me gustó especialmente el de los frijoles. Es la comida del futuro lo único que vamos a poder comprar. La historia de la olla es genial con la abuelita abrazada a ella.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muchisimas gracias a todos por sus comentarios. Es un honor muy muy grande tenerlos por aca visitando mi rincon y comentando mi pobre obra.

    Andrea: No te odio. Tu lo sabes. Al contrario, siento un cariño infinito y muy fuerte por ti y por tu historia. Y me fui de deslenguado contigo, y lo siento. Y te dije que no entraras a mi blog y era mentira. Puedes venir cuando quieras. Con el tiempo he aprendido a reconocer mis errores de una manera mas clara.

    Y tal y como te dije en la conversacion que tuvimos via e-mail, el arte, cualquier arte, debe ser usada tambien como metodo de sanacion y descarga de muchisimas cosas. Y en la entrega de mañana, te lo voy a demostrar.

    Y lo del on-line, como ya muchos saben, no gusto del msn, ni del facebook, ni del twitter, nada de eso. Pero por este medio, o por mi correo electronico, cuando quieras. Dejo las puertas abiertas para ti y de hecho, para todos.

    Gracias a todos. Un abrazo

    STAROSTA
    (UN PRODUCTO DE TU IMAGINACION)

    ResponderEliminar

Dime algo que te edifique y me ayude a mejorar tambien.